El recurso más preciado

Imagen del Resort Barceló Hydra Beach

El consumo de agua en los hoteles es uno de los mayores problemas a los que se enfrenta la industria, tanto por el incremento de los gastos que supone, el huésped que se aloja en un hotel suele consumir de media tres o cuatro veces más de lo que consume un residente, pero también por el impacto directo en las políticas de sostenibilidad que se han implantado en la mayoría de cadenas hoteleras.

El problema se acrecienta si, en el entorno donde se asienta el hotel, la escasez de agua es un problema estructural de las administraciones y gobiernos locales e, incluso, como en el caso de la costa española, nacionales. Se hace más evidente si nos trasladamos a los grandes complejos vacacionales de las principales costas e islas del mundo. Y, todavía más, si la demanda de turistas se dispara en los meses de verano que suelen coincidir con épocas de sequía, en algunos casos, muy severa.

» El problema se acrecienta si, en el entorno donde se asienta el hotel, la escasez de agua es un problema estructural de las administraciones y gobiernos locales»

Por este motivo, la gestión hídrica se ha convertido en pieza clave en las estrategias de las principales compañías hoteleras.

Hay varias alternativas de inversión para tratar de disminuir notablemente el consumo de agua. Entre ellas está la concienciación, tanto de los clientes como del personal que trabaja en los hoteles. Unas sencillas medidas de ahorro y de buenas prácticas ayuda sustancialmente a preservar este recurso básico para el planeta. Otras se centran en el reciclaje de agua para uso esencialmente industrial y no para el consumo humano. Hay que recordar la multitud de espacios que requieren grandes cantidades de agua en un complejo hotelero tipo resort: piscinas, spas, grandes espacios ajardinados que requieren conservación constante, además de que estos complejos suelen contar con una enorme cantidad de habitaciones equipadas con diferentes instalaciones hídricas.

¿Alguna vez te has preguntado de dónde sale el agua que se utiliza en muchos hoteles y resorts de costa e islas?

Como posiblemente habrás imaginado, toda esa agua utilizada en ese resort en una isla perdida en Grecia, o ese enorme complejo de las Maldivas, no es agua proveniente de ríos que nacen en las montañas. Efectivamente esa agua proviene del mar, que tras un proceso de desalinización convierte el agua salada en agua dulce, aunque no es recomendable para el consumo humano, sino como elemento vector de limpieza: agua del baño de las habitaciones, de zonas comunes, de piscinas… Y es que en estos destinos es la única solución viable ante la falta de agua o de canalización e infraestructura, ya que la otra alternativa sería traer el agua dulce en camiones cisterna (esta última suele ser una solución temporal cuando una avería paraliza las máquinas desalinizadoras).

«… en estos destinos es la única solución viable ante la falta de agua o de canalización e infraestructuras»

Interior de una planta desalinizadora

Efectivamente, instalar una planta desalinizadora en un hotel tipo resort es una de las alternativas más poco comunes, pero, a la vez, más positivas y caras que dispone la industria para producir agua sin recurrir a fuentes de agua dulce.

A continuación, os explicamos brevemente como funciona una de estas caras máquinas y de costoso mantenimiento que forman parte de la instalación del hotel:

Proceso de desalinización del agua marina

«El proceso más importante es la ósmosis inversa, a través de la cual se separará el agua dulce. Las bombas bombean el agua con una presión muy alta, superior a la presión osmótica, el agua atraviesa las membranas de las cuales salen dos canalizaciones de agua, una de agua dulce y otra de agua ultra salada (o salmuera), esta última se envía nuevamente al mar. Para evitar contrastes fuertes al devolver al mar la salmuera, se realiza con unos difusores».

Depósitos de agua salada.

Una vez finalizado este proceso, esta agua ya puede ser utilizada. Tras su uso pasa por una depuradora que elimina residuos químicos y orgánicos, para que posteriormente pase a un circuito de agua gris depurada que se utiliza para regar los jardines del resort y para la limpieza de mobiliario y suelo con agua a presión. En el caso del agua de la piscina, el agua se depura constantemente y se reutiliza.

La industria hotelera es consciente de que gran parte de su éxito empresarial se debe al emplazamiento del mismo, por ello tratan de conservar y preservar el entorno que les rodea, encaminando todas las acciones a minimizar el impacto que puedan tener sobre el medio ambiente. Un claro ejemplo son las modernas instalaciones desalinizadoras, con las que aprovechan al máximo todo el agua extraída del mar, al tiempo que no construyen pozos que puedan dañar los acuíferos de la zona.

» …tratan de conservar y preservar el entorno que les rodea, encaminando todas las acciones a minimizar el impacto que puedan tener sobre el medio ambiente».

Cada vez hay mayor concienciación en cuanto a medio ambiente se refiere y los hoteles y cadenas españolas están a la vanguardia en cuanto a conservación medioambiental, como podemos observar si echamos un vistazo a sus políticas de Responsabilidad Social Corporativa, logrando un uso eficiente del agua y de la energía. Sirva como reflexión que de toda el agua que se consume, solamente un 2% acaba siendo para uso alimenticio, mientras que la mayor parte de ella se utiliza como elemento de limpieza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Asociación para la Divulgación e Impulso del Turismo ADIT .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios Asociación para la Divulgación e Impulso del Turismo ADIT.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.